sidearea-img-1
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
sidearea-img-2 sidearea-img-3 sidearea-img-4 sidearea-img-5

Recent News

Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]
Diseño Turismo Emocional

Existe un cambio de tendencia generalizada, tanto entre muchas personas como en una servidora, relativo al tipo de turismo actual. Hemos pasado del estilo de viaje de pack de “hotel, playa y mojito”, con un componente más pasivo, al que podría resumirse en turismo de “actividades, naturaleza y emociones nuevas” mucho más activo y experiencial.

Esta tendencia social, probablemente muy relacionada con el tipo de economía actual y la cantidad de información de la que disponemos ahora gracias a internet, ha hecho que muchas empresas dedicadas a actividades de aventura cuyo público objetivo quizás se redujera a un tipo de clientes más expertos o entendidos en materia, tuvieran que adaptar sus negocios para ofrecer servicios a un público más de masa y normalmente amateur.

El viajero o turista activo busca vivir emociones nuevas, que rompen radicalmente con lo que suele hacer en su rutina y cuya finalidad es generar buenos recuerdos que dejen un regusto de lo que todos buscamos: la felicidad a través de sensaciones y emociones. Y tomo esta frase de de David Mora, de Emoturismo que dice: “el turismo es un canal ideal para generar emociones en las personas”.

Como consecuencia muchas empresas se han readaptado y otras han nacido ofreciendo paquetes cada vez más completos de actividades incluyendo también los alojamientos, como es el caso de los surf-camps o los albergues de montaña.

¿Y qué pasa con la imagen de marca de estos negocios? Aquí es donde, debido a esta adaptación a la nueva demanda viajera, existe una sobresaturación de logotipos que han quedado obsoletos o que simplemente su diseño no vincula ni comunica correctamente el nuevo tipo de servicio, ni está dirigidos a atraer al tipo de cliente actual.

Por eso, la diferenciación con una buen diseño de imagen de marca y un buen branding es clave para que los clientes, ante tanta oferta, escojan una empresa u otra. Las emociones que puedan vivir realizando estas actividades, la seguridad, originalidad o el equipo humano que acompañe en la experiencia, deben quedar reflejados y respirarse de alguna forma en una imagen de marca que sea atractiva, tenga pregnancia y funcione a largo plazo para que, en definitiva, recuerden tu empresa y no otra. Como se suele decir coloquialmente, “voy a reservar equis servicio en esta empresa porque a priori tiene buena pinta”. Pues esa buena pinta es a la que me refiero, obviamente debidamente acompañada por el cumplimiento real de la promesa que hacemos a través del branding y finalmente del servicio ofrecido .

También el hecho de contar con una presencia online adecuada a través de una web atractiva y optimizada para buscadores, junto con una buena interacción con los usuarios a través de redes sociales, es ahora mismo una herramienta muy potente y diría que esencial, para este tipo de negocios que buscan posicionarse, pero de eso ya hablaré otro día…